EXPERIENCIAS ÚNICAS EN LA VIDA EN SABAH 1: ORANGUTANES Y OSOS DEL SOL

Orangutanes Sepilok

CENTRO DE REHABILITACIÓN DE ORANGUTANES DE SEPILOK

Nunca habíamos visto un orangután en persona, y fue algo muy emocionante. Estos orangutanes producen más ternura que otros animales, simplemente porque se parecen demasiado a nosotros. Su expresión, sus manos, sus movimientos y comportamientos, además de muy divertidos, son muy parecidos.

img_20161012_120656

El orangután es uno de los 4 grandes simios del mundo junto al gorila, el chimpancé y el bonobo. Comparte el 99,4% del ADN con nosotros, el ser humano. Este último dato, salta a la vista nada más los observas dos minutos.

Este centro existe desde 1964, y en sus inicios fue fundado para el rescate de bebés huérfanos.  Se halla dentro de un parque nacional protegido por el estado, donde primero se introduce al animal que necesita ayuda, y tras pasar exámenes médicos, se le enseña, cura y alimenta hasta que vuelve a estar listo para volver a vivir con autonomía y libertad.

El centro es un lugar de recuperación abierto al bosque, por lo que los orangutanes pueden ir y venir libremente, y en ocasiones, se acercan ejemplares que nunca fueron tratados en el centro que son totalmente salvajes. Por ello también se pueden observar otros animales como macacos de cola larga que van en busca de comida, muchas ardillas de color negro y en nuestro caso, también una tortuga.

Esta experiencia nos gustó tanto, que visitamos el centro en dos días distintos.

Muchos de los orangutanes que viven en Sepilok, son crías huérfanas, que han perdido a sus madres en incendios, en talas o a manos de cazadores furtivos. Esto es especialmente duro y cruel, porque la cría de orangután pasa al menos 7 años con su madre para aprender a sobrevivir sola en la selva. Si la madre muere antes, la cría no podrá sobrevivir. Así, en el centro, especialistas enseñan a estos pequeños cosas tan básicas como trepar por los árboles, buscar alimento y construir nidos.

img_20161008_105416

Lamentablemente, estos centros tienen que existir, y gracias a estos verdaderos centros de rescate, (y no otros que realmente son una tapadera a la explotación de especies), muchos orangutanes huérfanos, heridos, malnutridos, convertidos en mascotas de gente rica que piensan tenerlos atados a una cadena, han podido sobrevivir a la explotación humana y la destrucción de sus casas: los árboles.

Antes de entrar al recinto, te enseñan un vídeo documental que te explica toda la labor que llevan a cabo y por qué es necesaria. Una vez entras y recorres unos cuantos metros bosque a través, sólo con la cámara para evitar incidentes con algún orangután demasiado curioso, por la que hay que pagar una tarifa extra, encontrarás una plataforma de alimentación, y al final del recorrido la enfermería de orangutanes, donde están los más pequeños.

Hay dos horas para la alimentación de los orangutanes que siguen viviendo alrededor del centro, que se quedan allí por voluntad propia o porque aún no están listos para encontrar alimento en el exterior de manera autónoma, lo cual es el objetivo último del centro. Estas son a las 10:00h de la mañana y a las 15:00h de la tarde, y realmente es cuando más oportunidad se tiene de ver al animal.

Orangutanes Sepilok

Mejor ir al centro entre semana para intentar encontrar menos gente, porque a la hora de la alimentación realmente hay muchos turistas. De todas formas, se ven bien y merece mucho la pena.

El cuidador encargado se sube a la plataforma, deja las frutas y verduras, y después se espera en silencio a que los orangutanes lleguen. En ese momento pudimos ver unos 4 o 5 orangutanes cada día, y fuimos especialmente afortunados al ver a una mamá con su cría de 5 meses en ambas ocasiones.img_20161012_100843

El pequeño orangután empezaba a despegarse de la madre, a bajar por alguna liana hasta la plataforma, hasta que la madre consideraba que estaba bastante lejos, y con un cruce de miradas, estaba todo dicho: tenía que volver con ella. Las crías se mueven con las madres agarradas al pelaje de su cuerpo, y nunca se caen. Una madre orangután nunca dejará a su cría o la soltará a menos que la maten.Orangutanes Sepilok

Después, alimentan a los pequeños huérfanos y orangutanes que todavía no están listos para vivir por su cuenta en el bosque en la llamada guardería al aire libre, aunque esto está separado de los turistas por un cristal para perturbarles lo menos posible.

Dan volteretas, discuten, se abrazan, se besan, comparten, se quitan comida, juegan… hacen todo lo que podría esperarse de un niño humano.

Tuvimos la inmensa suerte de ver 4 orangutanes en distintas ocasiones pasando justo a nuestro lado, una de ellas fuera del centro. Ese en concreto era un orangután salvaje, que nunca había estado tratado.

Es posible realizar un trekking para intentar ver más animales en libertad partiendo de la pasarela por la que te mueves alrededor del área del centro. Puede ser durante el día o nocturno, este último a las 18:30 más o menos y con guía, durante el cual se avistan animales que con la luz del día permanecen escondidos. Cuando fuimos nosotros estaba en reconstrucción de las pasarelas y no pudimos realizarlo.

No podemos describiros mejor la experiencia, porque es indescriptible con palabras, ¡es algo que hay que ver con ojos propios!. Fue algo muy muy especial para nosotros y estamos seguros que lo es para la mayoría de las personas. Entender qué les está pasando y por qué estos verdaderos centros de rescate existen es muy importante antes de observarlos, y te hace empatizar con el problema mucho más que antes.

Una realidad que rompe el corazón, es la de que la mayor amenaza para el orangután, el hombre de la selva, somos nosotros.

Consejo:

Si se tiene, llevar una cámara buena y con buen zoom para poder fotografiar a los animales. Nosotros no la teníamos y así lucen las fotos.

 

CENTRO DE REHABILITACIÓN DEL OSO DE SOL: EL OSO MÁS PEQUEÑO DEL MUNDO

Oso del Sol Sepilok

El oso malayo u Oso del Sol, actualmente está en peligro de extinción. Su población sufre el mismo problema que el orangután, y además, es indiscriminadamente cazado para la medicina tradicional china.

Contemplar al oso más pequeño del mundo tan cerca, es increíble. Lo que hace más impresionante todavía a estos animales, es que trepan a los árboles en busca de comida o un lugar seguro donde dormir o echar la siesta. Parece mentira que un oso pueda guardar el equilibrio tan bien. Uno de los mejores momentos fue ver a un oso trepar por un árbol que parecía iba a romper en cualquier momento. Cuando llegó arriba, se sentó en la rama más alta a descansar y tomar el sol.

Oso del Sol SepilokOso del Sol Sepilok

Este centro los acoge cuando están malheridos, han sido maltratados o víctimas de la explotación, o son huérfanos. Allí los reeducan y curan para volver a introducirlos en el medio natural, aunque en el caso de estos animales es bastante complicado.

En el centro de recuperación del Oso del Sol de Sepilok, tendrás que verlos desde una plataforma elevada; resulta bastante obvio por qué esto es necesario: son osos. Además no conviene que tengan contacto con humanos.

La medicina tradicional china ha conseguido reducir su población drásticamente en muchas zonas, a pesar de que está científicamente demostrado que la vesícula biliar del oso y otras partes de su cuerpo no tienen ningún valor medicinal.

Oso del Sol Sepilok

 

Sandakan Rainforest Discover Centre

Si eres amante de las aves, la visita a esta reserva es casi obligada. Dentro del mismo parque, podrás realizar trekkings de varios kilómetros donde principalmente se encuentran muchas especies de preciosas aves. Es normal ver diferentes macacos, y con suerte, algún orangután.

Cómo llegar

Orangutanes Sepilok

Si se acaba de llegar al aeropuerto de Sandakan y no se tiene demasiado equipaje, creemos que es buena opción ir directos en taxi para ahorrar tiempo. Son 40 MYR, precio fijo (8,50€ aprox.). De lo contrario habría que coger un autobus a Sandakan y desde allí otro a Sepilok por solo 5 MYR (1€ aprox). Se tardan unos 20-30 minutos.

Tanto el centro de los Orangutanes como el de los Osos y el Sandakan Rainforest Discover Centre, se encuentran unos frente a otros. La entrada cuesta unos 30 MYR (6,40€ aprox.) para los no malayos y otros tantos por la cámara, si llevamos una que no sea la del teléfono móvil.

Para volver a Sandakan hay también autobuses por 5 MYR, pero pasan a horas concretas. Se puede consultar en las tablas con los horarios en los centros. El último es a las 16:00h. También existe la opción de coger un taxi o de quedarse a dormir por la zona.

En la cafetería del centro de orangutanes se come bien y barato.

IMPRESCINDIBLE: ¡TURISMO RESPONSABLE CON EL PLANETA!

Antes de visitar ningún centro de rehabilitación, es muy, muy importante informarse de si realmente es lo que aparenta. Acudir a zoos, espectáculos con animales o centros donde retienen a los animales simplemente para atraer al turista y obtener beneficios a costa de la libertad de un animal, es una colaboración para que todo esto siga existiendo a largo plazo.

Si te ha gustado, resultado útil o interesante, no olvides dejarnos un comentario y ayudarnos a compartirlo en Facebook.

Related Posts

No hay comentarios

Comentar

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR